UPV



Actúa localmente pero piensa globalmente. Tú puedes detener el cambio climático y, de paso, ahorrarte algún dinerito. Sólo tienes que cambiar algunos hábitos. Y créeme, no pierdes calidad de vida, o al menos es una pérdida asumible teniendo en cuenta lo que ganas a cambio:

  1. Disminuyes el gasto de energía
  2. Reduces el déficit de la balanza de pagos del país o  alargar sus reservas naturales
  3. Te ahorras dinero
  4. Alargas la vida útil de los electrodomésticos con lo que reduces el consumo de materias primas y por ende, vuelves a mejorar la balanza de pagos
  5. Contribuyes a generar mano de obra LOCAL y haces que tu dinero no se aleje mucho de tu entorno, facilitando que vuelva de nuevo a ti.

Electricidad

Usa baterías recargables

Una batería recargable puede recargarse cientos de veces antes de ser desechadas. Su vida útil se mide en años. Por lo tanto, si empleas teléfonos inalámbricos, ratones o teclados inalámbricos, radios portátiles o reproductores de mp3/mp4,…. usa baterías.

Recárgalas justo antes de su uso. De no usarlas se descargan sólas rápidamente, por lo que tenerlas cargadas durante mucho tiempo hace que la carga útil empleada sea considerablemente menor de la declarada y reduce su vida útil obligando a nuevos ciclos de recarga y consumo de energá recargando los dispositivos.

Usa si puedes baterías sin descarga. Evitan estos problemas. Tienes una capacidad nominal menor, pero la efectiva, que es la que realmente utilizas, es mayor.

Cada dispositivo tiene unos consumos mínimos diferentes. La potencia que hace falta para encender una bombilla de filamento de una linterna es considerablemente superior a la que emplea una radio portátil o un reproductor de mp3. Por lo tanto, cuando retires unas pilas o baterias de una linterna, prueba a usarlas, antes de tirarlas o recargarlas, en otros dispositivos de consumos más moderados.

Emplea la tarifa eléctrica nocturna

Por la noche, el consumo eléctrico disminuye. No hay casi actividad industrial, se reduce el tráfico de trenes eléctricos, no se ve la tele y todas las luces domésticas están apagadas,… es tan drástica la disminución del consumo que cae por debajo del mínimo de producción eléctrica necesario para que las centrales eléctricas puedan funcionar. Está claro que las centrales hidráulicas no generan luz en dichas condiciones e incluso pueden llegar a almacenar la energía. La termosolar o la fotovoltaica no producen energía. La eólica la produce de forma intermitente dependiendo de las condiciones atmosféricas.

No ocurre lo mismo con el resto de centrales térmicas o nucleares. No pueden parar ni de día ni de noche, aunque puedan reducir la potencia generada. Incluso reduciendo al máximo la capacidad de producción, dicha capacidad es superior a la demanda, por lo que se produce un exceso que se pierde si no se consume.

Si puedes, enchufa todos los aparatos eléctricos por la mañana a primera hora o bien durante la noche, después de cenar. Especialmente el lavavajillas, la lavadora, el aire acondicionado. Compra electrodomésticos silenciosos para poder ponerlos en funcionamiento por la noche sin que lo noten los vecinos o tu mismo, especialmente si tienes una casa de dimensiones reducidas.

Planchar por la noche o de madrugada es más fresquito en verano y ayuda además a reducir el gasto de calefacción de la casa en invierno.

Si no tienes calentador de gas y te duchas por las mañanas, deja el calentador preparando el agua durante la noche y antes de comenzar las duchas, apágalo. Puedes emplear un temporizador enchufable al cual conectes el calentador. De esa manera no tendrás que añadir esta tarea a tus rutinas diarias.

Si además contratas la tarifa de discriminación horaria, puedes llegar a ahorrarte hasta un tercio de tu factura eléctrica actual.

Ajusta la contratación de potencia eléctrica

Si miras en tu recibo de la luz, encontrarás un fijo que te van a cobrar todos los meses incluso aunque no gastes luz. Depende del pico de energía eléctrica que hayas contratado. Haz un estudio sencillo de cuantas cosasa a la vez puedes llegar a tener o podrías permitirte tener encensdidas, suma sus potencias de consumo y decide. Haz diferentes combinaciones hasta encontrar el balance adecuado que minimice el gasto y te permita llevar el ritmo de vida que deseas.

Emplea iluminación led

Respecto de la luz de filamento tradicional, las bombillas led pueden llegar a producir hasta 70 lm/W o incluso más. La luz de tubo de bajo consumo no supera los 50-60lm/W.

No uses bombillas halógenas si no es estrictamente necesario. Hoy en día hay luces led para todo tipo de conectores E27, E14, GU10, … tubos fluorescentes de led,… y no llevan nada de mercurio.

Gasta la secadora eléctrica

Al precio que está actualmente la luz, un ciclo de secado cuesta una hora. Una secadora de clase C, habrá gastado no menos de 3KWh en el proceso de secado. El tiempo invertido para pasar de la lavadora a la secadora haya costado medio minuto y el de vaciar la secadora y llevarla a la mesa para doblarla y guardarla o plancharla, no más de un minuto.

Si hubieras tenido que tender la ropa en el tendedero de casa, ta habría costado no menos de 15 minutos el tenderla y unos 10 el recogerla. Al precio por hora de una señora de la limpieza doméstica, esa media hora te habría costado 5 euros. Compara ese gasto con el medio euro que te habrá costado secar la ropa. Dedica esa media hora a tu familia, a pasear con tu marido o a hacer deporte.

Si te sobra el tiempo y quieres hacerle un favor a la humanidad, no uses la secadora o hazlo al menos en tarifa nocturna ;-).

Secadoras con bomba de calor

Usa las nuevas secadoras que emplean bomba de calor. Respecto de una secadora de clase C, pueden llegar a gastar la tercera parte de luz. Esto puede llevar como efecto colateral, que tu confort aumente en casa al poder tener más aparatos eléctricos encendidos a la vez o a bajar la factura eléctrica, no sólo por la bajada del consumo, sino porque la potencia de pico contratada pueda ser menor.

¡Cuidado! Una secadora de tipo C que consume 3KWh por ciclo de secado cuesta 250€. Una de bomba de calor puede estar sobre los 700€. Si el KWh cuesta 0.18€ (IVA e impuesto de la electricidad incluído), usando la secadora 200 veces al año, se produciría un ahoro de 60€ al año. Es decir, que hasta que no pasen 8 años, no se amortizaría la diferencia de precio y hasta 12 para amortizarla completamente. Si se tiene en cuenta la disminución de potencia contratada, posiblemente antes, pero no mucho más. En todo caso, se produciría un impacto energético menor al medio ambiente y una mejora en la calidad de vida (más aparatos encendidos a la vez).

Informática

Ordenadores

Si eres un usuario medio que no juega con videojuegos de última generación, compra ordenadores con la cpu de menor cantidad de núcleos posible y si puede ser con procesador gráfico integrado en el mismo microchip. Si no, usa la tarjeta gráfica más barata del mercado. No te hace falta tanta potencia como te dicen los interesados en venderte la tecnología.

Por otro lado, para la mayoría de los casos, con un simple portátil te sobrará. Salvo casos concretos y justificados, compra portátiles, no ordenadores de sobremesa, usa la salida de vídeo lateral del portátil para conectarte a un monitor más grande externo y una conexión usb para teclado/ratón más grande.

Internet

Si vas dejar el ordenador encendido descargando ficheros de internet, hazlo por la noche para aprovechar las tarifas nocturnas si las tienes contratadas. Además, dejarás libre el ancho de banda que ocupas durante el día para que las empresas puedan realizar su trabajo con mayor productividad. Si tienes varios ordenadores, usa el de menos consumo para realizar esta operación. Netbook mejor que portátil y portátil mejor que ordenador de sobremesa.

Haz downsizing. Muy posiblemente no necesites un ancho de banda tan elevado para tus necesidades reales medias, por favor, habla con tu proveedor y solicita tarifas más bajas con anchos de banda más reducidos. Evitarás que se tengan que colocar más líneas de fibra para ir dando servicio a una demanda que no para de crecer y reducirás tu cuota mensual de paso.

Agua

Usa difusores de ahorro de agua. Pueden llegar a ahorrar hasta el 50% del agua que dejas caer por el fregadero o el cuarto de baño.

Cuando abras el grifo del agua para lavarte las manos o limpiarte los dientes, no levantes el monomando por el centro. Sí, queda muy mono, simétrico y elegante hacerlo así, pero si tienes calentador eléctrico, estarás gastando agua caliente que hará que el calentador vuelva a encenderse antes de tiempo para compensar la entrada de agua fría que has producido. En el caso de que el calentador sea de gas, gastarás pila para el autoencendido y gas para calentar muy poca agua.

Conclusión. En todos los casos aumentas el consumo energético, aceleras el envejecimiento de tus electrodomésticos y seguramente, si el uso del agua es pequeño, se quedará el agua caliente en la tubería sin haber llegado caliente a tus manos o dientes; caso de que la necesitases.

Ósmosis inversa

Es un caso concreto de locavorismo. Si compras agua embotellada en la ciudad, la más barata vendrá de no menos de 60Km de distancia de su lugar de consumo. Básicamente será agua del grifo sin bichos ni cloro. Si la quieres de mayor calidad, vendrá de montañas lejanas, pero no transportada en un rio natural de bajo consumo, sino en potentes camiones de gran tonelaje que consumen una buena cantidad de diesel. Pobremente, a fecha de 2012, un litro de agua embotellada de calidad media cuesta no menos de 0.2€. Es decir, 200€ el m³. El agua de casa no cuesta más de 1€/m³. Asumiendo una pérdida de 1 a 6 en un equipo medio de ósmosis inversa, el m³ de agua osmotizada en casa sale a menos de 7€/m³ contando los costes de amortización del capital del equipo de ósmosis. Además, el agua generada no consume diesel de transporte salvo el del sistema de bombeo municipal, no tiene repercutida el margen comercial del transportista, de la tienda de la esquina, el distribuidor,… Eso se nota en el coste real del metro cúbico de agua de beber. No necesitas espacio para almacenar botellas o garrafas de agua, ni gastar combustible del coche para ir al supermercado a comprar la compra semanal de agua,…

Gas

Cocina con gas

El KWh de gas cuesta la tercera parte que el de luz y la eficiencia energética de las cocinas de gas es muy alta. No tendrás que preocuparte de tarifas eléctricas, ahorrarás dinero y generarás un consumo energético menor.

Respecto de las cocinas eléctricas, sean cuales sean ten en cuenta que el KWh de luz lleva un recargo de impuesto de electricidad que el gas no lleva. Además para conseguir un KWh de luz en casa, hay un 25% de pérdidas en el trasporte de la energía y un 20% adicional en el proceso de generación de la electricidad a partir del gas. Por lo tanto, consumir gas para cocinar, produce la mitad del impacto energético al planeta que hacerlo con luz.

Además, si usas la cocina eléctrica, tendrás que aumentar la potencia de pico contratada (coste oculto), lo cual incrementará aún más tu factura.

Conclusión: Usa siempre que puedas el gas. Siempre mejor que la luz. En caso de disponer de tarifa con discriminación horaria, puedes emplear la luz durante la tarifa valle. No olvides comparar los precios con impuestos incluidos de gas y luz para confirmar el valor más ventajoso para ti.

Regula tu calentador de agua

Abre el grifo del agua caliente exclusivamente. Reduce al mínimo el flujo de gas. Seguidamente regula el flujo de agua del calentador de gas hasta que la temperatura de salida sea la deseada. Si reduciendo al máximo la entrada de agua al calentador no llegas a la temperatura idónea, comienza a subir el flujo de gas hasta llegar al confort deseado.

A medida que la temperatura ambiente vaya subiendo por la cercanía del verano, ve reduciendo el flujo de gas hasta que llegues al mínimo. Si entonces la temperatura del agua es demasiado alta, comienza a aumentar el flujo de agua, pero sólo cuando el flujo de gas haya llegado al mínimo. No antes.

Tecnología

Usa tecnología amortizada. No pagues el I+D. No seas Geek ni tecnófilo. No necesitas tanta tecnología. En muchas ocasiones, los dispositivos que te venden superan ampliamente la mayoría de tus necesidades reales diarias. ¿Vas a pagar un 30% más de precio por disponer de unas funcionalidades que tal vez pudieras utilizar un 5% de las veces? Se realista.

Downsizing

Si no eres un jugador profesional de baloncesto, no te compres unas zapatillas de marca que superan los 100€. Posiblemente con otras de 30€ sería más que suficiente para tu edad, tu forma física real y para la cantidad de veces que juegas al baloncesto. Si encima llevas una vida sedentaria y te pones las zapatillas sólo los fines de semana, cómpralas en el mercado y, por favor, que no sean de marca.

No necesitas un móvil de última generación. Para tu día a día, en muchos casos, con las funciones básicas de agenda y contactos, es más que suficiente.

Transporte

Coche

Si conduces con marchas largas entre 1500 y 2000 rpm para motores diesel o 2500 y 3500 para gasolina sin realizar aceleraciones bruscas, puedes llegar a reducir el consumo entre un 10 y un 15%.

Si además conduces a 90Km/h en autovía, con los motores actuales, puedes consumir de media 4.5 l/100Km en diesel y menos de 6l/100Km en gasolina. Por cada 10 KM/h que subas de 90Km/h, incrementarás en un litro el consumo de tu coche.

También puedes reducir el consumo de tu coche de gasolina sustituyéndo por la gasolina por GLP (Gas Licuado proveniente del Petróleo)

Downsizing

Cuando vayas a comprarte un coche, selecciona aquel coche que tenga una potencia adecuada. Seguramente te aconsejarán una relación peso/potencia de 10Kg/CV. Con 15Kg/CV es más que suficiente y tu bolsillo lo agradecerá también. Así, por ejemplo, para coches utilitarios pequeños (citroën C1 o C2, Peugeot 207, Seat Ibiza,…) con un peso aproximado de 1000Kg, un motor de 70 CV supera las necesidades cotidianas de desplazamientos urbanos. Ponerle un motor de 90CV o más es tirar el dinero. Coches de gama media y familiares de 1500Kg, se puede emplear motores de 90-110 dependiendo de las necesidades reales y para todo terrenos urbanos, todo caminos,… de dos toneladas de peso, se puede llegar a los 135CV.

Si no tienes que ir por caminos rurales ni forestales, no te compres un todo terreno. Es más caro de fabricar, cuesta más energía hacerlo y consume más combustible durante su vida útil. Se respetuoso con el medio ambiente.

No consumas en domingo ni en fiestas

Contribuyamos a que el gasto de calefacción/refrigeración, iluminación, personal,… de los grandes centros comerciales y pequeños comercios se reduzca. Si todos nos ponemos de acuerdo en no ir los domingos a comprar, pronto los comerciantes se darán cuenta que no les es rentable abrir y todos podremos descansar con nuestros familiares tranquilamente al menos un día a la semana, será más difícil que pronto te pueda tocar a ti trabajar también del domingo y no tendremos que dedicar a comprar el único día de la semana que tenemos para descansar. Salvo negocios del ocio y seguridad, el resto, no es necesario que esté abierto y tú no necesitas tantas cosas en domingo.

Consume local

Compra productos fabricados en tu entorno o producidos con materiales cercanos. Por ejemplo: cuando hagas una reforma en casa, no uses mármoles o revestimientos que vengan de canteras lejanas o hayan sido producidos lejos de la población en la que vives máxime si estos productos vienen del extranjero. Si te compras un coche, pregunta en dónde se ha realizado. Si no eres muy quisquilloso con el modelo o fabricante, tal vez puedas dejar un gasto tan importante como ese dentro del país en el que vives y mejorar la riqueza de tu entorno.

Locávoro

Consume alimentos que estén producidos lo más cerca posible de donde estés consumiéndolos. No compres productos que tengan que venir de otros países e incluso continentes. Sobre todo si esos productos también se pueden llegar a producir en tu entorno. Espera a que sea la temporada. Esto tiene enormes ventajas y prácticamente ningún inconveniente, más allá de educarnos en nuestras apetencias caprichosas.

La seis Erres

Rechaza

Si el producto no cumple con tus exigencias medioambientales, no lo compres (resistencia pasiva) y hazlo saber al fabricantes (resistencia activa) sugeriéndoles cómo podrían modificar el producto, envasado o cualquier otra cuestion que estimes pertinente para poder hacerlo aceptable a tus hábitos de consumo.

Reduce

Intenta agotar los productos. Aunque cueste, intenta sacarle hasta la última gota al tubo de pasta dentífrica. Si la bombona de butano se ha agotado, agítala un poco. Todavía te durará un rato más. No es broma.

Si vas a gastar poca agua caliente, usa sólo el agua fría. Si no lo haces así, seguramente, gastarás el agua fría que había en la cañería que une el grifo con el calentador de agua y para cuando esté el agua por la mitad de la cañería, ya habrás cerrado el grifo y no habrá servido de nada gastar agua caliente. Esto es especialmente importante en monomandos. Es muy estético abrir el grifo por la mitad del recorrido. Si lo haces así, estás consumiendo agua caliente, aunque no llegue a salir por el grifo.

Si el calentador es eléctrico, harás que se encienda antes y consuma más luz y muy posiblemente en tarifa punta. Si es de gas, habrás gastado pila para el encendido del gas, habrás desgastado la vida útil del encendedor y del quemador y además habrás gastado gas inúltilmente.

Si estás cocinando con cocina electrica, unos minutos antes de acabar de cocinar, apaga el fuego. Con el calor residual podrás acabar de cocinar y te ahorrarás algo de dinero. Haz lo mismo con el horno.

Reutiliza

Emplea bolsas de plástico duro que se puedan reutilizar durante varias compra. Mejor si estas bolsas, además son de materiales naturales en lugar de plástico.

Emplea baterías recargables en lugar de pilas.

Emplea productos para funciones para las que no fueron pensadas. Se original:

Repara

Tenemos derecho a reparar nuestros propios aparatos bajo nuestro propio riesgo. Tenemos derecho a que nos reparen los aparatos SAT no oficiales con garantía. Tenemos derecho.

Tenemos derecho al hackear en sus dispositivos por divertimento, por placer, por ansias de aprender, con el fin de mejorar el producto o mejorar sus prestaciones, tunear o ayudar al reciclado del producto. Todo siempre dentro de la ley.

Recicla

Separa los residuos y deposítalos donde mejor puedan volver a hacerlos útiles. Desmonta los aparatos, especialmente los eléctricos antes de reciclarlos y coloca las partes plásticas en el contenedor amarillo y las partes eléctricas en los contenedores apropiados de los ecoparques de tu ciudad o en los contenedores de instituciones que realicen recogida de dispositivos móviles.

Cuidado con bombillas de bajo consumo y tubos fluorescentes que contienen mercurio. No las explotes nunca y deposítalas en los contenedores de la tienda donde compraste las bombillas o tubos.

Retira

Si finalmente, no puedes hacer nada más de las anteriores erres, entonces, retira el objeto usado a un vertedero controlado para que no moleste más.

Por favor, si se te ocurren nuevas ideas o crees que me he dejado algo, por favor, siéntete libre de mandármelas por correo y las iré incluyendo aquí poco a poco.

Sitios de interés

Área de Medio Ambiente de la UPV

Reciclaje Blip Vert

EcoEmbes

Fundación Española de la Recuperación y el Reciclaje



Comentarios

Sorry, you must be logged in to post a comment.

Universidad Politécnica de Valencia