UPV



Resultados de la búsqueda By Etiquetas: educacion-2


Quinquenio vivo

Tengo un quinquenio docente vivo. Durante los últimos cinco años:

  1. He obtenido unas buenas calificaciones en las encuestas que me han pasado los alumnos.
  2. Incluso en muchas ocasiones he superado la media de notas obtenidas por mis compañeros de departamento.
  3. La tasa de aprobados está francamente bien, así como el rendimiento académico.
  4. No he tenido nunca ninguna queja formal de ningún alumno que haya requerido la mediación de ninguna comisión académica.

De hecho, llevo ya tres quinquenios seguidos reconocidos.

Por un esfuerzo equivalente en investigación (sexenio vivo), estaría ahora impartiendo 24 créditos y por tener al menos tres, estaría a 16 créditos. Como además se premia la investigación con un crédito adicional por sexenio obtenido, en igualdad de condiciones, debería tener al menos una rebaja de 3 créditos ¿Cuántos créditos me reconocen por esos tres quinquenios? NINGUNO.

Esta es la calidad de la enseñanza universitaria de la Srta. Pepis que tenemos en España. Si tengo una hora disponible para dedicar a mejorar mi docencia o desarrollar mi línea de investigación. ¿Por cuál creéis que decantaré?

 

4 junio, 2013
 
|   Etiquetas: ,  |  

A coste cero

Ya me estoy hartando del coste cero. Especialmente cuando el cero es para los demás y el coste es para mi. Véanse algunos ejemplos ilustrativos:

  • Cuando se cambian los planes de estudio, las asignaturas muertas se mantienen a coste cero. Esto es, las tutorías de alumnos, la elaboración de todos los exámenes, fotocopia, distribución, examen del alumno, corrección, revisión de notas, mecanización de las mismas vía web, impresión de actas, firma y entrega,… puede llevar un par de días de trabajo completos. Y eso asumiendo que no van muchos alumnos al examen. Como vayan muchos, la cosa puede ser todavía más costosa. Si se multiplica esto por cada una de las seis convocatorias que tiene el alumno para aprobar la asignatura… La universidad bien que les cobra a los alumnos la matrícula y además con recargo, dado que son repetidores los que suelen asistir a estos exámenes. ¿Y de lo mío qué?¿Cuánto repercute en mí?¿Cuántos créditos recibo yo a cambio de realizar estas gestiones?. Todo son beneficios para la universidad. Ellos cobran y yo pago. Cero para la universidad y coste para mí.
  • Cuando se tiene que poner en marcha un nuevo plan de estudios, lo normal seria que a finales del curso anterior, avisaran a los profesores que se tienen que encargar de la docencia de las nuevas asignaturas del curso siguiente, de forma que durante este curso, dichos profesores se encargaran de ir estudiando contenidos, otras asignaturas análogas en otras universidades de prestigio para usar de referencia, analizar sosegadamente la bibliografía existente, confeccionar contenidos de prácticas, actividades, transparencias,… y de paso, que la universidad dotara a dicho profesor de los créditos pertinentes para elaborar dichos contenidos iniciales. Pues no. A finales de este mismo curso (mayo/junio) te indican cual es la asignatura que tienes que poner en marcha al curso siguiente; septiembre en muchos casos y, si tienes suerte, tal vez en febrero del año siguiente. No te dan ningún crédito por realizar dicha faena y además tienes que hacerla en tus vacaciones de verano. Todo a coste cero. Cero que te paga la universidad y el coste lo pones tu.
  • Que hay que aumentar la productividad del profesorado, rápidamente se pasa al profesorado de 22 créditos a 24, aumentando por decreto su productividad en un 9% dado que el sueldo sigue siendo el mismo. De nuevo cero para el ministerio y coste para mí.
  • Como esto no es suficiente, todo esto se realiza además en un contexto de cambio de planes de estudio y además con una adaptación a los planes de estudio de Bolonia y con las metodología docentes activas. Eso significa que antes se realizaba un examen o dos de teoría a final del curso y entrega de trabajo final de asignatura o prácticas. Ahora se deben hacer permanentemente pruebas de seguimiento durante el curso, incluso durante asignaturas cuatrimestrales, tanto de teoría como de prácticas, elevando su número a cantidades exorbitadas que en muchas asignaturas, entre tareas de clase, prácticas y exámenes teóricos, pueden subir a 10 pruebas a lo largo de un único cuatrimestre. En muchas universidades, este incremento de carga se ha realizado a coste cero. Es decir, si antes la asignatura equivalente tenía 6 créditos, ahora te conceden 6 créditos igualmente, cero para la universidad, coste adicional para mi.
  • Que no es suficiente, congelamos el sueldo durante años, cuando no lo bajamos. De nuevo cero para el ministerio y coste para mí.
  • Se reduce el presupuesto de investigación a la mitad, se reduce la parte de inversión en I+D no financiera y encima, se echa en cara a la universidad no realizar investigación de calidad. De acuerdo con esto, se aumenta la docencia a los profesores que no llegan a un mínimo subjetivo y cada vez más exigente. Así cada vez tenemos menos personas con tiempo para dedicarlo a la investigación y por ello, menos presupuesto porque no va a haber nadie capaz de solicitarlo y menos aún de cumplir con los objetivos exigidos. Si a eso se le une la competencia cada vez más exacerbada entre grupos de investigación por unos recursos cada vez más magros, vamos avocados a crear grupos de investigación que se alzarán como los tuertos en el país de los ciegos. Esto confirmará aún más la mediocridad de los resultados de investigación obtenidos y nos alejará aún más de los rankings internacionales, motivación esta para la cual se ha montado todo este follón. La profecía autocumplida.
  • En muchas universidades, se ha implantado la metodología de la reforma Bolonia por la cual ahora hay que seguir metodologías activas, evaluación continua,… lo cual conlleva muchas más evaluaciones de prácticas, test constantemente, tareas de clase,… y para colmo, todo ello mediatizado por las TIC. Ahora todo se hace en electrónico y hay que acceder a través de servidores webs que centralizan, analizan y monitorizan todo. La gestión se enlentece, se hace más burocrática y además la puedes hacer en casa por si no te da tiempo a hacerla en el despacho, pudiendo así extender tu jornada laboral ad infinitum. La asignación de créditos no se reduce a pesar del incremento en gestión de las asignaturas. De nuevo, cero para la universidad y coste para mi.
  • Como además ahora somos muy modernos y queremos una universidad de calidad, los círculos de calidad, los sellos ISO9000 y demás se imponen, hay que dedicar esfuerzo a determinar marcadores de calidad, monitorizarlos, garantizar su trazabilidad para justificar las métricas en las auditorías,… Y ya no es sólo tener que registrar todo esto de forma enfermiza tipo Gran Hermano, sino que además te bombardean con insistentes encuestas para valorar tu opinión acerca de los servicios, satisfacción,… Todo esto lleva considerable tiempo. ¿Cuantos créditos me reconocen por esta nueva tarea que yo no he solicitado y que me quita tiempo de investigación? De nuevo, la universidad se pone el sello a coste cero. Cero para la universidad, coste para mi.

Y la lista no acaba aquí.

17 mayo, 2013
 
|   Etiquetas: ,  |  

  • Meta

  • Páginas

    Calendar

    noviembre 2017
    L M X J V S D
    « Jun    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
    Universidad Politécnica de Valencia