Otra vez gracias Sr. Wert

Estimado todavía ministro interino de educación Sr. Wert,

muchas gracias de nuevo por las impecables medidas tomadas al principio de la legislatura con una celeridad tan pasmosa como autoritaria con la que reveló el talantito del gabinete formado por el gallego tibio. Gracias a sus medidas, ahora, la introducción del Espacio Europeo de Educación Superior, ha generado nuevas tareas docentes, burocráticas y de atención al alumnado que han sido asumidas por el profesorado a coste cero o incluso menos uno, ¡como no!.
El profesorado de las universidades públicas españolas, como resultado de los riesgos psicosociales a los que está expuesto, tiene serias dificultades para compatibilizar la vida laboral y profesional (doble presencia). Los que la tienen. Pero es que el resto tiene dificultadews para adquirir nuevos conocimientos y habilidades debido a que la organización no lo facilita. Este profesorado debe asumir un volumen excesivo de trabajo para la jornada laboral establecida; no recibe de la organización las herramientas necesarias para gestionar las tensiones derivadas de las relaciones interpersonales ni la organización es lo suficientemente flexible para minimizar esta exposición. Se sufre una deficiente gestión de personal por parte de los mandos inmediatos, no dispone de la información adecuada y suficiente para realizar sus tareas y adaptarse a los cambios, no recibe la ayuda necesaria por parte de sus superiores y no recibe el respeto, reconocimiento y trato que merece el esfuerzo invertido en su trabajo.

Se produce una situación paradójica: por un lado, hay un exceso de regulaciones y procedimientos que llegan a pautarlo todo hasta extremos indebidos; y por otro, existe el consentimiento, de facto, de amplios márgenes de discrecionalidad para aplicarlos en ciertos ámbitos de la docencia, de las metodologías, de las relaciones con el alumnado, de los criterios y los procedimientos de evaluación.
Las condiciones laborales del PDI también han empeorado a raíz del RD-Ley 14/2012, ya que se ha terminado definiendo la docencia como una forma de penalización a quienes no cuenten con los méritos investigadores estipulados y aplicados.

Si no me creen, pueden ver el informe en http://www.fe.ccoo.es/comunes/recursos/25/pub142305_Estudio_sobre_los_riesgos_psicosociales_en_el_PDI_de_las_universidades_publicas.pdf.